fbpx

Síntomas de infección urinaria

Fuentes Informativas : Mayoclinic y Clínica Davila

Una infección de las vías urinarias o IVU es una infección del tracto urinario. La infección puede ocurrir en diferentes puntos en el tracto urinario, que incluyen:

Vejiga : una infección en la vejiga también se denomina cistitis o infección vesical.

Riñones: una infección de uno o en los dos riñones se denomina pielonefritis o infección renal.

Uréteres: los conductos que llevan la orina desde cada riñón hasta la vejiga solo en pocas ocasiones son el único sitio de una infección.

Uretra: una infección del conducto que lleva la orina desde la vejiga hacia el exterior se denomina uretritis.

Uretra: una infección del conducto que lleva la orina desde la vejiga hacia el exterior se denomina uretritis.

Causas

La mayoría de las IVU son causadas por bacterias que ingresan a la uretra y luego a la vejiga. La infección se desarrolla con mayor frecuencia en la vejiga, pero puede propagarse a los riñones. La mayoría de las veces, el cuerpo puede librarse de estas bacterias. Sin embargo, ciertas afecciones aumentan el riesgo de padecer IVU.

Las mujeres tienden a contraerlas con más frecuencia debido a que su uretra es más corta y está más cerca del ano que en los hombres. Debido a esto, las mujeres tienen mayor probabilidad de contraer una infección después de la actividad sexual o al usar un diafragma para el control de la natalidad. La menopausia también aumenta el riesgo de una IVU.

 

Las IU pueden llevar a una infección. La infección ocurre con más frecuencia en la propia vejiga. A veces, la infección puede propagarse a los riñones.

Usted no puede esperar construir un mundo mejor sin mejorar a las personas. Cada uno de nosotros debe trabajar para su propia mejora

Marie Curie

Los síntomas comunes incluyen:

  • Mal olor en la orina
  • Dolor o ardor al orinar
  • Necesidad de orinar más a menudo
  • Dificultad para vaciar completamente la vejiga
  • Fuerte necesidad de vaciar la vejiga
  • Estos síntomas deben mejorar poco después de empezar a tomar antibióticos.

 

Si usted se siente enferma, tiene fiebre baja o un poco de dolor en la región lumbar, estos síntomas tardarán de 1 a 2 días en mejorar y hasta 1 semana para desaparecer por completo.

BAÑO E HIGIENE

Para prevenir infecciones urinarias en el futuro, usted debe:

Escoger toallas sanitarias en lugar de tampones, los cuales algunos médicos creen que llevan a que las infecciones sean más probables. Cambie la toalla cada vez que use el baño.

NO usar duchas ni aerosoles o polvos de higiene femenina. Como regla general, NO use ningún producto que contenga perfumes en la zona genital.

Bañarse en regadera en lugar de en tina. Evite los baños de aceites.

Mantener su zona genital limpia. Limpie sus zonas genitales y anales antes y después de la actividad sexual.

Orinar antes y después de la actividad sexual. Tomar 2 vasos de agua después de la actividad sexual puede ayudar a estimular la producción de orina.

Limpiarse de adelante hacia atrás después de usar el baño.

Evitar los pantalones apretados. Use ropa interior y pantimedias de tela de algodón y cámbieselos al menos una vez al día.

DIETA

Las siguientes mejoras a su dieta pueden prevenir infecciones urinarias en el futuro:

  • Beba muchos líquidos, 2 a 4 cuartos de galón (2 a 4 litros) cada día.
  • NO beba líquidos que irriten la vejiga, como el alcohol y la cafeína.

INFECCIONES RECURRENTES

Algunas mujeres tienen infecciones repetitivas de la vejiga. Su proveedor puede sugerirle que:

  • Use crema vaginal con estrógenos si tiene resequedad causada por la menopausia.
  • Tome una dosis única de un antibiótico después del contacto sexual.
  • Tome una píldora de arándano después del contacto sexual.
  • Tenga una tanda de antibióticos de 3 días en la casa para que los utilice si desarrolla una infección.
  • Tome una sola dosis diaria de un antibiótico para prevenir infecciones.
Control

Visite a su proveedor de atención médica después de que termine de tomar los antibióticos para constatar que la infección haya desaparecido.

Si no mejora o está teniendo problemas con su tratamiento, hable antes con su proveedor.

Cuando llamar al médico

Llame de inmediato a su proveedor si se presentan los siguientes síntomas (pueden ser signos de una posible infección renal):

  • Dolor de espalda o de costado
  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Vómitos
  • También llame si los síntomas de una IU reaparecen poco después de haber recibido tratamiento con antibióticos.

 

PAPANICOLAOU

 

¿Para qué sirve el PAP?

El examen del Papanicolau o PAP es un estudio citológico de las células de cuello uterino, que consiste en la recolección de las células del cuello del útero para ser analizadas bajo microscopio.

Este examen es utilizado para la detección precoz de lesiones pre cancerígenas, ya que puede identificar la presencia de células anormales.

La guía clínica chilena del cáncer cervicouterino (e internacionales) recomienda el inicio del PAP a partir de los 25 años, cada 3 años.

“A partir de los 30 años, se puede mantener el chequeo con la misma periodicidad o lo más recomendable seria incorporar el examen de PCR (genotipificación) para el Virus del Papiloma Humano, que es más sensible permitiendo una derivación oportuna”, explica el doctor Roberto Altamirano, ginecólogo oncólogo de Clínica Dávila.

 

Transmisión del VPH

El Virus Papiloma Humano (VPH) es un virus común, del que existen más de 100 genotipos diferentes.

La infección clínicamente se puede presentar como verrugas en la piel o sobre las membranas mucosas y algunos tipos de VPH de alto riesgo pueden producir cáncer.

“Este virus se transmite principalmente por el contacto sexual, tanto en hombres como en mujeres. Es una de las infecciones de transmisión sexual más comunes en Chile y en el mundo. Se estima que afecta a cerca del 80% de la población. La gran mayoría de las veces no produce síntomas”, señala el doctor Altamirano.

Para las mujeres sobre los 30 años, además del PAP se debe incorporar el examen de PCR para VPH (reacción en cadena de la polimerasa), el que debe estar validado clínicamente.

Este examen permite identificar si una mujer es portadora o no de algún tipo de VPH de alto riesgo.

En Chile el cáncer de cuello intrauterino es el segundo cáncer más frecuente entre las mujeres de 15 y 44 años. Según la OMS, el 2018 se diagnosticaron 1.540 nuevos casos y 725 mujeres fallecieron por esta causa.

En algunos casos, el ginecólogo podría recomendar la realización del PAP de manera más frecuente. Esto, principalmente por considerar algunos factores de riesgo, entre los cuales se encuentran:



  • Diagnóstico de cáncer de cuello uterino.
  • Infección por VIH.
  • Debilitación del sistema inmunitario por trasplante de órganos.
  • Quimioterapia.
  • Uso de corticoesteroides.

“Es fundamental realizar el examen de tamizaje o búsqueda del Virus del Papiloma Humano, ya que cerca del 65-70% de los cánceres cervicouterinos diagnosticados son en mujeres que no se realizaron dicho control en los últimos 5 años o nunca en la vida”, asegura el especialista.

 

¿Cómo se realiza el PAP y la prueba de PCR para el VPH?

La toma de los exámenes para el diagnóstico del Virus del Papiloma Humano se realiza en la consulta del ginecólogo o matrona, quien utiliza un espéculo en la vagina, para separar las paredes y observar el cuello uterino.

Luego el especialista con una tórula (cotonito) obtiene la muestra necesaria para ser enviada al laboratorio y analizarla.

¿Cómo prepararse para el examen del PAP?

Para este día se recomienda no:

  • Estar con el periodo menstrual.
  • Realizar lavados vaginales.
  • Tener relaciones sexuales al menos 48 horas antes del examen.
  • Usar dispositivos, ni medicina vaginal al menos 48 horas antes.
  • Resultados del PAP o estudio de PCR para VPH

En el caso de que los resultados estén alterados, su médico tratante la debe derivar a un ginecólogo oncólogo, de manera de realizar un examen más específico del cuello uterino y si es requerirlo, una biopsia, en la que extrae una muestra de tejido para ser analizada. Esto permitirá que el médico indique el tratamiento adecuado.

 

“La etapa precancerosa es la mejor oportunidad para pesquisar las alteraciones del cuello uterino y poder tratarlas, lo que a través de terapias adecuadas permitirá curar la enfermedad, sin afectar su calidad de vida”, señala el experto.

Abrir chat
¿Tienes una consulta?