fbpx

Margaret Sanger (1879-1966)

Fuente: Mujeres Bacanas

Margaret Sanger fue una enfermera y feminista que luchó toda su vida por el control de la natalidad, instaurando incluso el término como tal. Hija de padres profundamente católicos, su madre murió joven, después de 18 embarazos y 11 hijos nacidos. Margaret quedó marcada por su muerte y siguió los pasos de su padre hacia el ateísmo y el socialismo.

Estudió enfermería en la escuela Claverack de NY y más tarde entró a trabajar al hospital de White Planes, donde le tocó presenciar con impotencia cómo miles de embarazos no deseados terminaban en abortos con altas tasas de mortalidad para la madre.

Un 1914 inició una campaña de concienciación social sobre la necesidad de desarrollar métodos anticonceptivos que frenaran los embarazos no deseados. Con ese objetivo fundó una revista femenina titulada La Mujer Rebelde que defendía la anticoncepción bajo el lema “Sin dioses ni maestros”. Dos años más tarde abrió la primera clínica de control de la natalidad en los Estados Unidos e incluso fue arrestada por distribuir información sobre métodos anticonceptivos. Eso hizo que aumentara su popularidad.

“Debemos decirles a nuestras jóvenes que sus voces son importantes”.

Malala Yousafzai
Clic sobre la imagen

En 1921 fundó la Liga Americana de Control de la Natalidad que terminaría convirtiéndose en la Federación Americana para la Planificación Familiar, que a su vez, junto a otras asociaciones similares de numerosos países, contribuyó a crear la Federación Internacional de Planificación Familiar en la India en 1952; de la cual Margaret Sanger fue presidenta hasta 1959.

En el año 1951 Sanger logró recaudar financiamiento para que Gregory Pincus empezase a investigar sobre la píldora anticonceptiva. En 1954 y bajo el nombre de Enovid, fue probada por primera vez en 50 mujeres del estado de Massachusetts.

En su época Margaret causó controversia no sólo por su batalla anticonceptiva sino por suscribir algunas ideas eugenésicas que en esos años tenían bastante eco en parte de la comunidad científica. Pese a esas críticas prevaleció la dedicación y la entrega que le dio al control de la natalidad, Sanger consideraba que la verdadera igualdad de la mujer exigía una maternidad libre; que cada mujer pudiera decidir si deseaba tener hijos, cuándo y cuántos. También pretendía evitar la práctica del aborto inseguro.

Margaret Sanger murió en 1966 y su nombre pasó a la historia como una de las principales defensoras de los derechos de la mujer en los Estados Unidos. Incluso en 2014, el dibujante Peter Bagge publicó La Mujer Rebelde, un cómic biográfico sobre la heroína de la liberación femenina por vía de la planificación familiar.

Abrir chat
¿Tienes una consulta?