fbpx

Hipermenorrea o menstruaciones abundantes: Una señal de alerta del organismo

Por lo general se asocian los problemas de salud a la amenorrea o ausencia de menstruación. Tiende a provocarse por porcentajes peligrosamente bajos de grasa corporal, infecciones, alteraciones hormonales e incluso estrés, pero siempre es una señal de alerta de que algo anda mal en el organismo. Y aunque con las hipermenorreas, o menstruaciones abundantes, debería pasar lo mismo, lo cierto es que cuando una persona tiene reglas incómodamente abundantes y prolongadas, lo tiende a asumir como parte de su cuerpo o, en muchos casos, solo como mala suerte.

Pero las reglas demasiado abundantes, aquellas donde incluso una copa menstrual grande o un tampón super plus no son suficientes para contener el sangrado, también son un motivo de alerta que, en todos los casos, debiera ser controlado por un ginecólogo o ginecóloga.

Según el sitio Síntesis, de la Universidad de Chile, hablamos de hipermenorrea cuando el sangrado supera los 80 ml durante el ciclo, o cuando se extiende por más de siete días. Destaca, entre sus posibles causas, la presencia de miomas o tumores benignos en el útero; adenomiosis, que es la presencia de tejido endometrial en las paredes del útero; o alguna patología endometria y trastornos de coagulación. Eso último, ya que algunas personas que sufren de hipermenorrea, tienden a notar la presencia de coagulaciones en su menstruación, lo que la vuelve incluso más incómoda.

Aunque en la cultura popular o incluso en internet existen remedios caseros o alternativos para aliviar las menstruaciones abundantes, como por ejemplo el consumo de ácido fólico, según explican en un artículo de la Clínica Mayo, esto no sirve para mejorar este problema. Lo complejo es que puede desembocar en una anemia, una afección en la que la cantidad de glóbulos rojos sanos no es suficiente para transportar el oxígeno adecuado a los tejidos.

El tipo de anemia que más se asocia a hipermenorrea es la anemia ferropénica, donde como resultado de la pérdida de sangre durante mucho tiempo, se agotan las reservas de hierro en el cuerpo.

Pasados dos años desde el inicio del periodo fértil, las menstruaciones deberían ser regulares y moderadas. Y cuando esto no es así, por lo general existen tratamientos que pueden ayudar a solucionar las molestias.

La hipermenorrea es una señal de alerta de que algo más puede estar pasando en nuestro cuerpo, y en ese sentido, lo fundamental es siempre ser honestas y claras con nuestros y nuestras médicos tratantes, sin temor a que nos tilden de exageradas o de tener poca tolerancia al dolor.

Natividad Espinoza R.-

Abrir chat
¿Tienes una consulta?