fbpx

Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna

Fuente: Mujeres Bacanas

Por primera vez en la historia, una dupla compuesta por dos mujeres obtuvo el premio Nobel de Química en 2020: Emmanuelle Charpentier, de la Unidad Max Planck para la Ciencia de los Patógenos, y Jennifer Doudna, de la Universidad de California, Berkeley. Las dos científicas transformaron un mecanismo inmunológico bacteriano, comúnmente llamado CRISPR, en una herramienta que puede editar el genoma de manera simple y económica.

Charpentier (1968), francesa y microbióloga de formación, comenzó con el trabajo que les valió el Nobel. Tras dos becas posdoctorales en Nueva York, volvió trabajó en Viena y se interesó en la investigación del CRISPR, pero le faltaba un ayudante de investigación. En 2011 publicó en la revista Nature un artículo que demostraba cómo dos moléculas de RNA interactuaban para hacer funcionar el sistema antiviral de las bacterias. Ese mismo año, Charpentier conoció en un Congreso en Puerto Rico a Jennifer Doudna (1964), bióloga estructural estadounidense que trabajaba precisamente con RNA. Se entendieron de inmediato y comenzaron a colaborar juntas. Un año después publicaron en Science el trabajo que luego de transformaría en el descubrimiento que les valió el Nobel y que acordaron firmar con relevancia equivalente.

“Debemos decirles a nuestras jóvenes que sus voces son importantes”.

Malala Yousafzai
Clic sobre la imagen

El método propuesto por las científicas permite introducir cambios muy específicos en cualquier sitio de un genoma con simplicidad, en poco tiempo se convirtió en una herramienta común en los laboratorios de todo el mundo y también en industrias que trabajan en la fabricación de nuevos medicamentos, productos agrícolas y control de plagas. Su trabajo es un ejemplo de cómo la curiosidad científica puede terminar encontrando utilidades muy relevantes. Este descubrimiento les había valido múltiples premios y reconocimientos internacionales.

“Es fantástico para las mujeres, especialmente para las jóvenes, ver que nuestro trabajo puede ser reconocido tanto como el de los hombres”, dijo Doudna luego de recibir el premio, del cual se enteró por el llamado telefónico de un periodista que quería conocer su impresión.

Abrir chat
¿Tienes una consulta?